lunes, 5 de febrero de 2018

Lazos de carnaval de queso y naranja (tiernos y esponjosos)

Ya estamos a pocos días de los carnavales y como es costumbre en Galicia en todas las cocinas huele a filloas, orejas, rosquillas y a cocido de lacón con grelos.
Cada año me gusta incorporar una receta nueva y este han sido los lazos o "Zeppole" como le llaman en Italia, que se elaboran con ricotta. Yo en su lugar he usado queso fresco de Burgos y el resultado ha sido fabuloso!! Una masa tierna, esponjosa y con un sabor muy especial. Se hacen en un periquete y se devoran todavía más rápido.Tanto es así que en poco tiempo ya los he repetido en dos ocasiones. Tenéis que probarlos!


Ingredientes para la masa: saldrán unos 22 lazos
  • 200gr de queso fresco de Burgos o similar
  • 55gr de azúcar
  • 1 huevo mediano (65gr con cáscara)
  • 40ml de zumo de naranja natural
  • ralladura de una naranja grande
  • 200gr de harina común
  • 8gr de levadura química, tipo Royal
  • una pizca de sal
  • aceite de girasol para freírlos
  • azúcar común mezclado con una cucharadita de azúcar glas para rebozar
Preparación:

En un bol aplastamos el queso con un tenedor. Añadimos el azúcar y removemos un poco.
Agregamos el huevo batido, la ralladura de naranja y el zumo, mezclamos bien.


A continuación añadimos una pizca de sal a  la harina y la tamizamos junto con la levadura y la agregamos a la mezcla anterior removiendo poco a poco.


Hasta lograr una masa blanda y algo pegajosa. Es bastante más blanda que la que se utiliza para hacer las típicas rosquillas, así que no os preocupéis porque no necesitamos amasarla.  Es muy importante no añadir más harina para que salgan bien esponjosas.


Espolvoreamos una superficie y las manos con un poco de harina,  volcamos la masa y la hacemos rodar con las manos suavemente (sin amasar) formando un cilindro. Si veis que aún así se os pega mucho, añadidle unos diez gramos más de harina. El truquillo está en manejarla suavemente sin apretarla y siempre con las manos y la mesa espolvoreados de harina, pero sin abusar.


La dividimos en porciones de 25gr con un cuchillo. Con cada porción formamos un cordón de unos 20cm de largo, formamos el lazo sobreponiendo un extremo sobre el otro, presionando un poco en la unión para que no se abran al freírlos.


Ponemos abundante aceite de girasol a calentar en una sartén. Cuando esté caliente los freímos un para de minutos por ambos lados a fuego suave para que se frían bien por dentro hasta que estén dorados.


Los vamos depositando en una fuente cubierta con papel absorbente. Según los vayamos friendo y antes de que se enfríen los iremos rebozando en el azúcar.


De 22 estos son los que logré rescatar para las fotos ^_^

lunes, 22 de enero de 2018

Pastel salado de calabacines, queso y beicon

En nuestra despensa nunca faltan las verduras, ya que las consumimos a diario, los calabacines es una de ellas, y este pastel salado lleva unos cuantos :)
Es súper fácil de realizar y se puede consumir tibio o frío, como más nos guste. Una de las ventajas es que se puede preparar con antelación para una cena, celebración o para llevar a un picnic.
Suelo variar los ingredientes dependiendo de los que disponga en ese momento. El queso de Arzúa o uno similar le va genial. Espero que os guste!


Ingredientes: para un pirex de 24x24cm
  • 400gr de calabacines
  • 3 huevos medianos
  • 150ml de leche
  • 120ml de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de café de sal
  • 1 cucharadita de postre de cebolla molida
  • pimienta negra
  • 3 cucharadas colmadas de queso parmesano rallado
  • 270gr de harina
  • 1 sobre de levadura química, tipo Royal
  • 80gr de beicon ahumado en tacos
  • 80gr de paleta asada en tacos
  • 150gr de mozzarella rallada, o un queso cremoso

Preparación:
Lavamos y rallamos el calabacín (sin pelar) con una mandolina, no muy fino, reservamos


En un recipiente ponemos los huevos, la leche, el aceite, la cebolla molida, la sal, la pimienta y el queso parmesano. Mezclamos bien con unas varillas manuales.

Añadimos la harina tamizada junto con la levadura poco a poco. Removemos bien hasta que la mezcla esté homogénea y sin grumos.

Reservamos unos cubitos de beicon para poner luego por encima. Incorporamos el resto del calabacín junto con la paleta asada y la mozzarella, removiendo con una espátula.

Untamos el molde con mantequilla y vertemos la masa en él. Echamos los cubitos de beicon que reservamos por encima hundiéndolos un poquito.


Introducimos en el horno precalentado a 180º unos 45-50min aprox, hasta que esté ligeramente dorado y al introducir un palillo este salga limpio.


Servimos tibio o frio al gusto de los comensales.
Buen provecho! 

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Pastel de cabracho y langostinos

Hoy os traigo un pastel de cabracho muy fácil de realizar, se puede servir como entrante en Navidad o en cualquier celebración, sobre unas rebanadas de pan crujiente está delicioso!! Además se puede preparar con antelación y nos ahorra tiempo en la cocina.
La receta original tuvo su origen en las cocinas del famoso cocinero Arzak por los años setenta. Con el tiempo cada uno le fue aportando su toque personal creando diferentes recetas.
Si os resulta difícil conseguir el cabracho podéis optar por preparar la  receta con "cabra" que es similar pero con un sabor más ligero o por otro tipo de pescado rosado, salmón o merluza. Espero que os guste!



Ingredientes: para un molde de puncake de 10x26x28
  • 300gr de cabracho limpio desmigado
  • 100gr de colas de langostino cocidos
  • 140gr de salsa de tomate (si es de tipo casera mejor)
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de postre de salsa inglesa o también llamada perrins (la compré en el "mercadona") se utiliza en pequeñas cantidades para aderezar carnes, pescados y salsas
  • 260gr de nata de cocinar 18% de materia grasa
  • una pizca de pimienta negra (muy poquita)
  • sal
  • un poco de mantequilla y pan rallado para untar el molde
Para cocer el cabracho necesitamos: 1 o 2 cabrachos dependiendo del tamaño, 2 zanahorias, 1 puerro grande, 2 hojas de laurel y sal. Mis cabrachos tenían un buen tamaño, me dieron para hacer dos pasteles

Preparación: Ponemos una olla al fuego con abundante agua. Echamos las zanahorias peladas, el puerro limpio, un poco de sal y las hojas de laurel. Cuando comience a hervir agregamos los cabrachos limpios y los cocemos durante unos 8-10min. Con una espumadera los retiramos para una fuente. El agua de la cocción podemos aprovecharla para cocer los langostinos, o reservarla junto con las zanahorias y el puerro para hacer una sopa o añadirla a un arroz por ejemplo.

Cuando el pescado esté tibio retiramos la piel y las espinas.Yo lo he repasado dos veces para comprobar que no llevase ninguna espina. Lo desmigamos y reservamos
.

Ponemos en un bol el pescado, las colas de langostinos en trozos y el resto de los ingredientes. Trituramos todo con una batidora de cuchillas.

Untamos el molde de puncake con mantequilla y colocamos un trozo de papel de hornear en la base. Esparcimos los laterales con pan rallado. Vertemos la mezcla en el molde y lo cubrimos con papel de aluminio.

Introducimos en el horno a 190º a baño maría, sumergiendo el molde dentro de otro de mayor tamaño con agua suficiente hasta que cubra la mitad del molde pequeño, lo cocinamos durante 1h, cuando falten unos 10min aprox para que finalice la cocción retiramos el papel de aluminio.


Lo retiramos, dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frio lo reservamos en el frigorífico.



Todos a picotear!! Acompañado de unas tostadas y mayonesa riquísimo!!  
Os deseo unas muy felices fiestas a tod@s. Un abrazo

lunes, 4 de diciembre de 2017

Pan dulce goloso

En casa todos tenemos debilidad por los bollos dulces y siempre que dispongo de tiempo me pongo mi delantal y a amasar! que relaja un montón ^_^
Hoy os presento un pan dulce recubierto de crema pastelera que está, para no dejar ni las migas. Su  textura y sabor es una combinación entre pan de molde y brioche.
Sin la crema se puede acompañar tanto con dulce como salado, ya que no es muy dulce y lleva aceite en vez de mantequilla para que resulte más ligero.
Cuando somos pocos en casa lo divido en trozos y lo congelo. El día que nos apetece, lo introduzco unos segundos en el micro, preparo el café y a relajarse. No me diréis que no es un buen plan.


Ingredientes: para un molde de 24cm desmontable
 
Para la masa:
  • 500gr de harina de fuerza
  • 125gr de leche, tibia
  • 125gr agua, tibia
  • 20gr de levadura fresca (la que viene en tacos)
  • 40gr de aceite de girasol
  • 60gr de azúcar
  • 1 cuharada de azúcar invertido o miel
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de café de sal
Para la crema pastelera:
  • 200gr de leche entera
  • 1 yema
  • 25gr de azúcar
  • 12gr de maizena
  • corteza de limón y un trocito de rama de canela para aromatizar la leche

Preparación de la masa:

En un bol pequeño mezclamos los 125gr de agua tibia con una cucharadita de postre de azúcar (del total) la levadura y 3 cucharadas colmadas de harina (del total) formando como una papilla. Cubrimos con film y la dejamos reposar unos 15-20min hasta que doble de volumen y se forme como una esponja.


Mientas, vertemos en un bol grande el resto de la harina, el azúcar y la sal, mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y añadimos el resto de los ingredientes, la leche, el huevo batido, el aceite, y la cucharada de azúcar invertido o miel y la esponja que preparamos anteriormente.


Removemos con una cuchara de madera hasta lograr una masa consistente que podamos manejar con las manos


Espolvoreamos una superficie con un poco de harina, depositamos la masa encima y comenzamos a amasar durante unos 12-15min hasta que esté elástica y se nos pegue ligeramente a las manos. Si fuera necesario podemos añadir un poquito más de harina pero cuanto menos añadamos mejor.


Formamos una bola y la depositamos dentro de un bol grande untado con una pizca de aceite. Cubrimos con un paño y dejamos levar hasta que triplique su volumen aprox unas 2-3h. Dependiendo de la temperatura del ambiente.

Transcurrido el tiempo. Untamos el molde con un poco de mantequilla. Presionamos la masa con las manos para quitarle el aire. Con una parte de la masa, formamos 7 bolas de 100gr cada una, y con la masa restante 3 bolas de 63gr aprox.


Situamos las de mayor tamaño por los laterales del molde y las tres  más pequeñas en el centro. Cogemos un corcho de una botella o un objeto similar, lo hundimos en el centro de las bolas laterales, formando como una especie de agujero. Cuando la masa se infle el agujero apenas se apreciara pero ayudara a que la crema se mantenga en el centro y al hornear no se caiga hacía los lados.


Cubrimos el molde con un trozo de film untado con una pizca de aceite para evitar que cuando la masa crezca se pegue a el.Tapamos con un paño y dejamos levar en un lugar tibio hasta que doble su volumen aprox unas 2h.



Mientras aprovechamos para preparar la crema pastelera.

Reservamos un poco de leche en un vaso y ponemos el resto a calentar junto con el azúcar, la corteza de limón y la ramita de canela.
Batimos la yema y la maizena en el vaso de leche, la vertemos en la leche caliente, cocemos un par de minutos hasta que espese sin dejar de remover. Se coloca en una manga pastelera con una boquilla lisa o rizada, como prefiráis y se deja enfriar.

Cuando la masa esté lista para introducir en el horno. La pincelamos con la mezcla de huevo y leche por encima con delicadeza, sin presionar.

Cubrimos con la crema pastelera las ranuras y colocamos una pequeña cantidad en círculo en el centro de cada bola de los laterales.


Lo introducimos en el horno precalentado a 180º unos 30-35min. Cuando hayan transcurrido unos 15min aprox y esté ligeramente dorado lo cubrimos con un trozo de aluminio para que no se tueste demasiado. Lo retiramos del horno, frotamos por encima con un trocito de mantequilla, para darle brillo y ayudar a que se conserve mejor. Dejamos que se enfríe unos 15min aprox y lo desmoldamos.


Se conserva estupendamente un par de días resguardado en una bolsa hermética.
Que lo disfrutéis! Feliz semana.

lunes, 20 de noviembre de 2017

Flan casero de queso y magdalenas

A quien le apetece disfrutar de un trocito de flan casero? Pues este es uno de mis preferidos, os va a encantar porque es muy fácil de realizar y está riquísimo!! La textura es un poco más densa que la del flan tradicional pero es tan cremoso y suave que se deshace en la boca.
El "secreto" para que no se formen diferentes capas es triturarlo todo muy bien. Así que coged papel y lápiz que voy con la receta. Espero que os guste!


Ingredientes: para un molde con el agujero central de 22cm

Para el caramelo: 
  • 120gr de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
Para el flan:
  • 6 huevos medianos (si pueden ser caseros mucho mejor)
  • 200gr de queso de untar, tipo filadelfia
  • 600ml de leche entera
  • 110gr de azúcar
  • 4 magdalenas (110gr)

Preparación del caramelo:
En un cazo ponemos a calentar a fuego suave el azúcar junto con las dos cucharadas de agua. Cuando tenga un color dorado lo retiramos del fuego. Conviene estar atentos para no se oscurezca demasiado o se queme, ya que sabría amargo.Vertemos el caramelo en el molde. Para esparcirlo bien sin quemarnos, sujetamos el molde con unas manoplas o un paño de cocina y lo vamos girando poco a poco. Lo dejamos a un lado mientras preparamos la mezcla de flan.


Encendemos el horno a 160º calor arriba y abajo para que se vaya calentando.

Preparación del flan:
En un recipiente mezclamos el queso, los huevos y el azúcar, con unas varillas manuales.
Añadimos las magdalenas desmigadas, un chorro de leche (del total) y trituramos la mezcla con una batidora de cuchillas eléctricas, despacio hasta que esté todo bien deshecho, si la batidora es de mano la apoyamos en el fondo del recipiente para que no genere muchas burbujas.


Añadimos la leche restante. Volcamos la mezcla en el molde caramelizado pasándola por un colador.


Colocamos el molde dentro de otro de mayor tamaño para que se cocine a baño maría. Añadimos agua caliente hasta que llegue a la mitad de la altura del molde con la mezcla de flan.

Introducimos en el horno que pusimos a calentar (sin cubrir el molde) durante 1h aprox, los últimos 10min a 170º. Hasta que al pinchar con un palillo este salga un poquito húmedo. El tiempo de cocción puede variar en función de vuestro horno.

Retirar del horno, dejar enfriar a temperatura ambiente, una vez frío lo introducimos en el frigorífico un par de horas. Yo lo dejé toda la noche.


A la hora de desmoldar meneamos un poco el molde para que el caramelo penetre por los bordes y se desprenda más fácilmente. Luego le damos la vuelta sobre la bandeja donde lo vayamos a servir.


La bandeja del flan que véis en la foto fue un obsequio de unos amigos, a los cuales le envió un enorme abrazo.

 Más que rico, riquísimoo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...